miércoles, 13 de julio de 2016

El estanque de nenúfares



Escuchar esta canción me transmite sosiego, tranquilidad, emoción. Siento un gran equilibrio. Quizá producido por el movimiento rápido y continuo de las Libélulas y su simbolismo. Dicen que estos insectos son portadores de la Buena Fortuna y la Autorrealización. Me gustan las Libélulas, y me gustan las azules. Son importantes para mí, de ahí el nombre del Blog.

Cierro los ojos y disfruto la canción, así la escucho siempre.

De esta forma me traslada a otros lugares, lugares que están llenos de paz, de calma. Son momentos de intimidad interior que me llevan a pasear por un jardín.


Un jardín lleno de luz, de color, de aromas, oigo el trino de los pájaros que en él se detienen. Un lugar cuidado con esmero, por unas manos sensibles que depositan, en cada uno de sus rincones, un trocito de su corazón.




Veo un estanque con nenúfares y peces, junto a ellos flota un amor, protegido por unas Libélulas de movimientos rápidos y controlados. Aunque son Libélulas rojas, porque allí nunca ha llegado una Libélula azul, aletean con el mismo  sentimiento de apoyo y protección.




Ahora pasan unas golondrinas, que se alejan cruzando las nubes a otro lugar en el  que anidar y que se llevan con ellas su amor, dejando allí, el del estanque junto al nenúfar.


Me siento en un banco de madera que me sale al encuentro. Es un espacio íntimo. Todo es verde a mi alrededor, verde y florido. En el banco no estoy sola, me acompaña una pequeña maceta y una regadera con un cuello muy largo, quizá sea su sitio habitual, quizá simplemente está allí olvidada por el jardinero, esperando su regreso. Me gusta, me hará compañía. 



Es una compañía inerte, no como la que acaba de aparecer ante mí. Ha salido de detrás de un seto. Me mira, lo miro. Se acerca tímido. No me conoce, me olisquea, creo que le he caído bien. Se sienta a mi lado y me observa. Me acompañará en el paseo.



Un rayo de sol llega hasta mi. Y pienso en el amor, representado por la luz que pasa por ojos de un puente romano, luz cambiante que acarició...", según el día, según la hora. Cambiante igual que los amores, que cambian con los años, con el uso. Porque el amor pasa por muchas fases, tantas como matices tienen los colores de la luz. Este jardín no tiene puente, o por lo menos yo no lo he descubierto, pero en mi imaginación ya se lo he puesto.


Pienso que el amor debe de ser puro, simple, sin grandes pretensiones. Como un “busto de arcilla de bella liberta con pendientes”, lejos de ser una esclavitud. No hace falta más para ser feliz, si la persona te hace feliz.


Hasta mí llegan “aromas de los orientes”, quizá sea por la decoración que acompaña este espacio, con sus faroles de piedra, con algún Guerrero Samurái que entre flores, custodia este lugar, quieto, observando cada movimiento de vida que gira a su alrededor, incluso la regadera del banco de madera, es de origen japonés.

No sé si es imaginación o la magia de este jardín, pero creo oír el sonido de notas en un arpa, aunque quizá sea el "trémula de rosas", al ser movidas por el aire de forma grácil. Incluso oigo una flauta, cuyas notas nacen de forma sutil, de unos labios que transmiten la dulzura del mazapán y de los anises. El ambiente que se crea a mí alrededor no puede ser más amable y acogedor, no puedo abandonarlo todavía.



Sigo  caminando. Ahora me encuentro un lugar donde hacer fuego, donde quemar los rastrojos, tal vez sea para realizar las “ofrendas a las Diosas Celestiales”. Votos y promesas que pidan nuevas ilusiones. La realización de los sueños.

No deja de enseñarme cosas.




Hay muchas especies de flores: verbenas, lirios, claveles, cosmos, lilos, aquilegias, dimorphotecas, cada una con su fragancia, creando un ambiente de fusión de aromas muy especial, algo que solo si estás aquí puedes apreciar.

Árboles, arbustos y los Bonsáis, decenas de ellos por doquier, más grandes, más pequeños, de diferentes especies. Algunos de ellos llegados desde el mismo pais del sol naciente.


Esas pequeñas obras de arte natural que son el alma y el corazón de este jardín. 




Y el estanque vuelve a aparecer ante mí. Con esos nenúfares, con ese amor que sigue ahí flotando, esperando la llegada de las Libélulas, que como cada año lo acompañaran en los meses estivales.

Creo que pronto anochecerá y la canción ya se acaba,  tengo que irme. Allí dejo a mi pequeño acompañante, mirándome, sin entender mi visita.

Solo me queda hacer una observación. He visto muchas especies de plantas y flores, rosas de muchos colores.


Pero hay una que no he visto. La Rosa de Alejandría, quizá no está ó quizá ha estado junto a una Libélula azul, pero con la misma discreción que llegó, vio y sintió, se marchó. 

Se marchó, hasta una próxima visita.

Gracias Gumer Velázquez por las fotografías de tu jardín, sin las cuales no hubiera podido llevar a cabo este Siroco. Gracias por dejarme entrar y pasear virtualmente por “Tu mundo”.
Amigo mío, de corazón, ha sido un verdadero placer.

SOMOS PURA ESENCIA DEL SENTIR MANOLERO


20 comentarios:

  1. Hermoso rosa....que maravilla de palabras.me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia. Me alegro que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  2. Q bonito escribes....y q bien expresas tus sentimientos....Rosa...sigue cn este blog...es como leer mi pensamiento....mi sentimiento...😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso Rosa....me has hecho disfrutar de la belleza y paz de ese lugar

      Eliminar
    2. Gracias Chus. Es bonito ver que los sentimentos se comparten. Gracias por tus palabras
      Un beso

      Eliminar
    3. Nives mil gracias, celebro haberte transmitido esas sensaciones. Es algo que hago cada vez que leo ese Siroco.
      Un beso

      Eliminar
  3. Tus sentimientos son nuestros sentimientos Rosa,cada frase,cada palabra me emociona....me transporta a este nuestro mundo de vivencias a flor de piel.....a este mundo Manolero que nos lleva a otros mundos más bellos.........tan bellos como tus reflexiones....No pares nunca de escribir esos sentimientos........Un beso Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nati. Esa es la sensación, esas vivencias que nos erizan la piel y nos hacen soñar, aunque en otras ocasiones nos hacen sufrir. De cualquier modo, es la vida y en ella todo habita. Gracias de nuevo.
      Un beso

      Eliminar
  4. Precioso!!!
    Como el jardin tan bien cuidado...
    Me encanta tu sensibilidad
    Me estremecen tus palabras...Igual q el amor cambia con los años por el uso"...y q a veces si se convierte en esclavitud"
    Besos ojos bonitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Isa. Estremecer, esa es la palabra. Eso es sentir, cuando algo nos llega dentro sentimos ese estremecimiento. Que puedo decirte que tu no sepas? Me gusta que te guste.
      Besos mi amiga

      Eliminar
  5. Besos Rosa sigue asi me encanta como te expresas felicidades

    ResponderEliminar
  6. Memorias de un Jardín. Yo también lo he paseado contigo, y me acabo de dar cuenta que nadie puede estar triste teniendo un jardín así, con tanta sabiduría. Llenemos de flores y poesía nuestras vidas. Rosa te tenías que llamar, no podía ser de otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucia, pues tu nombre no es cualquier cosa, "Mujer que nació en el amanecer, la luz que emerge por la mañana". Llenemos de flores, poesia y luz ese jardín nuestras vidas, que en definitiva son el jardín que debemos cultivar.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Mil besos

      Eliminar
  7. Y de repente aparece alguien en tu vida que te obsequia con su talentosa pluma regalos como este siroco. No tengo palabras a la altura de lo que has escrito sobre esta canción adaptándola a mi jardín mi gran amiga Rosa, solo palabras de agradecimiento por enseñarme a cultivar la amistad desinteresada y cierta...

    Un abrazo Manolero de tu gran amigo....
    Gumer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se tienen amigos, que te regalan esas imagenes, que te dejan entrar a traves de ellas en "su mundo", solo hay que sentir. Sentir y que las "musas de tercera división" se encargarán de atraer la canción, para seguir sintiendo. Plasmando en el papel lo que van dictando. Tu eres quien me ha hecho el regalo. Ha sido de los paseos mas agradables que he hecho. Y cultivar la amistad, enseñar a cultivarla, no es solo cosa mía. Ya lo sabes, los amigos se cuidan mutuamente.
      Gracias y otro abrazo manoleramente manolero para ti Gumer.

      Eliminar
  8. Que viaje...de ensueño!!
    Texto... sin palabras.
    Fotografía... impresionante!!
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Jesús. Gracias
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Has sido un viaje relajante y a la vez estimulante...gracias !! Ha sido un placer leerte..salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Celebro que lo hayas disfrutado.
      Un beso

      Eliminar